GOOGLE

Búsqueda personalizada

jueves, 2 de abril de 2009

Juan Pablo II





El 2 de abril de 2005 murió el Papa más querido por el mundo, tanto católicos como no cattólicos sentían la fuerza que tenía el Papa. Un personaje carismático, sencillo, lleno de humildad. Tuve la gran suerte de estar en la primera Jornada Mundial de Juventud de 1987 que el Papa hizo en Buenos Aires, me acuerdo que mis padres me llevaron y lo vimos pasar de lejos, teníamos todos banderas de Argentina y del Vaticano. Nunca pensé que 10 años después podría volver a vivir los mismo pero más fuerte aún. Mis padres me regalaron el viaje a las Jornada Mundial de la Juventude del 97 organizada en Paris, donde fui con el colegio y obviamente con compañeras y amigas (curiosamente me alojé en una Iglesia que queda a 3 cuadras de la casa donde vivía mi futuro marido...cosas del destino, siempre me pregunto si me lo habré cruzado en esos días), los que iban de colegios o de organizaciones religiosas se quedaban en Iglesias o recidencias pertenecientes a la Iglesia Católica. Me acuerdo cuando lo al Papa Juan Pablo II vimos Champs de Mars, fue emocionante, me sentí llena de paz por dentro, y de muchas emociones más que apenas se pueden explicar en palabras, se podría decir que sentía su santidad. También fuimos parte de esa cadena humana que abrazaba Paris. Luego cuando en el último día de las Jornadas que dió la misa, fue increíble. Apenas terminaron las Jornadas partimos a Roma, donde pudimos asistir a las audiencia privada que daba los miércoles y se volvió a repetir en todas nosotras aquellos mismos sentimientos que habíamo ezperimentado en Paris. Ya hace 4 años que un gran hombre se ha ido. Se lo extraña...


Un poco de Historia de las Jornadas Mundiales de la Juventud extraídas de acá.

 Las jornadas mundiales con los jóvenes Juan Pablo II las inventó en 1980, pero las fue soñando desde el inicio de su pontificado, desde el momento en el que les dijo "Vosotros sois el futuro del mundo, la esperanza de la iglesia. Vosotros sois la esperanza del Papa". Comenzaron celebrándose el domingo de Ramos en Roma pero después cada dos años el Papa les ha citado en otro país. La primera vez en Buenos Aires, en 1987. La segunda jornada mundial fue a los pies del apóstol Santiago. En Galicia, en el Monte del Gozo, que fue en verdad "un gozo para el papa". Dos años más tarde, en 1991 fue la ves de Czestochiwa. Siguió Denver, Manila, París y la última en Toronto. En la fiesta de acogida en Canadá, Juan Pablo II les dijo a los jóvenes sonriendo: "Queridos amigos a vuestro anhelo joven de ser felices, el anciano Papa, cargado de años pero aún joven de corazón, responde con una palabra que no es suya. En una palabra que resonó hace dos mil años…Bienaventurados… Recordad que la palabra clave de la enseñanza de Jesús es un anuncio de alegría…Bienaventurados". Toronto en la lengua de los indios hurones quiere decir "lugar de encuentro" y nunca como el 25 de julio de 2002, tuvo un significado tan auténtico y espectacular. Se dieron cita para escuchar al Papa centenares de miles de jóvenes llegados del mundo entero. En Toronto las lenguas se hicieron una única lengua las muchas naciones, gracias a la multitud de jóvenes, se convirtieron en una única nación. Una inmensa legión de muchachos dispuestos a ser los centinelas del futuro, a ser lo que el Papa les pide "los constructores de la civilización del amor".

2 comentarios:

blumun dijo...

A Juan Pablo II tuve la suerte de verle en Valencia :)
Querida, tienes otro premio en mi blog. Parece que florecen en Primavera.
Un beso.

Samabuai dijo...

GRACIAS BLU POR EL PREMIO!!!!!
Y dime, cómo fue la sensación?