GOOGLE

Búsqueda personalizada

sábado, 6 de septiembre de 2008

Diccionario: la letra A


Para un correcto uso del español en Argentina.
Para los que quieran saber como habla un argentino o bien para los argentinos que son medio burros y no saben el significado de algunas palabras o su uso correcto acá comienzo con un diccionario argentina, hoy toca la letra A:

a boca de jarro. A bocajarro. El argentino aún no ha llegado al poder de síntesis del español. Válido también para a troche y moche (nunca a trochemoche) e hijo de puta (jamás hijoputa).

abrojo. Velcro. Sistema basado en el contacto entre superficies rugosas para abrochar prendas o calzados, que tampoco vendría mal adosado a la boca de ciertos individuos de conversación indeciblemente pesada.

a cobrar. Cobro revertido. Interesante manera de establecer una llamada por teléfono, en la cual el que la recibe la paga. Interesante mientras uno sea el originador. Últimamente se está usando cobro revertido también en la Argentina, como consecuencia de la irrupción de Telefónica española en el mercado de las telecomunicaciones.

acabar. Correrse. En una película de Almodóvar, decíale una mujer al degenerado que la estaba violando: "¡Córrete, córrete!". Los argentinos lo interpretábamos como un pedido de que se hiciera a un lado. Gritó un espectador en un cine de Rosario: "¡Pero si se corre no va a poder acabar!"

achuras. Menudencias de la vaca, de todo tipo, infaltables en un
asado.

acoplado. Tráiler. Un camión con acoplado sería uno que lleva un tráiler a cuestas. Pero si aplicamos el vesre y hablamos de un mionca con acoplado , ya nos estamos refiriendo a una mujer atractiva con una voluminosa cola.

aguacil. Bicho de grandes alas, grandes ojos y cola finita alargada. En castellano general, libélula.

aguinaldo. Paga extra, paga doble, paga. Sueldo adicional que se paga a final de año para que el empleado financie sus gastos de las fiestas. No se usa aguinaldo en el sentido de una pequeña gratificación informal que se le ofrece al cartero o a la portera del edificio para la misma fecha.

ají. Guindilla. Complemento picante de muchos platos.

alambre de púa. Alambre de espino. Alambre con nudos puntiagudos para delimitar el 99% del globo terráqueo donde no somos bienvenidos.

alcahuete. Solamente usado en el sentido de "soplón". No se aplica esta palabra al que —digámoslo como los diccionarios— propicia amores ilícitos.

alcancía. Un argentino tiene una alcancía como un español tiene una hucha. Ninguno de los dos tiene nada adentro. (ya mencioné que me encantan los chanchitos/cerditos y no tengo ninguno!!!!)

alcaucil. Alcachofa. Pero en la provincia de Tucumán dicen alcachofa. ¿En alguna provincia española dicen alcaucil? // NOTA POSTERIOR: ¡Sí!, me responden al unísono mis lectores andaluces. En Sevilla se dice alcaucil. ¿Nunca consideraron separarse de España y unírsenos?

alfajor. Comparados con España, en Argentina no sólo tenemos más palabras para designar las cosas; también tenemos más cosas. Por ejemplo, tenemos los alfajores, deliciosas golosinas formadas por dos tapas redondas de masa dulce encerrando un relleno de dulce de leche y bañadas en chocolate negro o blanco. Extrañamente, en España a nadie se le ocurrió hasta ahora fabricar alfajores, ni siquiera dulce de leche. ¡Gallegos tenían que ser! // NOTA POSTERIOR: Los andaluces parece que después de todo ellos sí tienen alfajores. Pero me los han descrito y no tienen nada que ver con los verdaderos, quiero decir, con los nuestros.

alfiler de gancho. Imperdible. Yo he perdido muchos de éstos, pero debe ser porque soy argentino.

almacén. Colmado. Tienda de comestibles y algunos otros artículos.

amarrete. En España sería una forma estrambótica de decir "te amarré", en sí una construcción no demasiado probable. En Argentina, en cambio, la palabra es un adjetivo y significa "tacaño".

ananá. Piña. En Argentina piña es lo que producen los pinos, y también un puñetazo.

angosto. Ésta es la palabra que se usa en Argentina; jamás, o muy raramente, estrecho.

anotarse para. Apuntarse a. Ej.: "Me anoto para la pizza", y no "Me apunto a la pizza".

anteojos. Gafas. Y no telescopios o binoculares. Ah, y otra cosa: los anteojos se usan, no se llevan.

anuencia. Consentimiento. En realidad no es necesario venir a este Diccionario para encontrar esta palabra, ya que es perfectamente española, castellana, castiza y genuina. ¡Búsquenla en el Anaya si no! Pero en España la dejaron de usar.

año. Transoceánicamente esta palabra tiene el mismo significado en el 99% de los casos. Pero en uso estudiantil, puesto que cada curso dura un año decimos "Estoy en segundo año", no "en el segundo curso". Críptico, ¿no?

aplanadora. Apisonadora. Maquinaria usada para emparejar el asfalto. También, persona que arrasa con todo para obtener sus objetivos. Prefiero la maquinaria a la persona.

aplazar. Suspender. Referido a un examen o a una asignatura. Al ver cómo hablan ustedes, muchas veces nos dan ganas de aplazarlos en castellano...

aportar. Cotizar. Entregar mensualmente parte del sueldo al aparato de seguridad social, sólo para descubrir cuando tenemos un achaque que el sistema no lo cubre.

apurar. Apresurar.

apuro. Prisa. "Casarse de apuro" es... pero ya la gente no se casa por ese motivo, ahora tienen el hijo primero.

archivo. Fichero. Término de computación.

arco. Portería [en el fútbol]. Parece mucho más lógica la palabra arco, dado que no hay allí cerradura ni picaporte.

armar. En Argentina es posible armar un diccionario, por ejemplo. No se trata de adosarle una ametralladora, ni mucho menos. De este lado del océano, armar es elaborar cualquier cosa de a pequeñas porciones.

aros. Pendientes. Las mujeres siempre están pendientes de ellos. Una importante minoría de los hombres también, últimamente.

arquero. Portero, en el fútbol. El Día del Arquero es una fecha que se supone que no va a ocurrir nunca, tal es la importancia que asignamos a ese jugador (y así son los goles infantiles que nos hacen).

arrastre. Tirón (electoral). Por arrastre, políticos mediocres suelen ser votados por electores que los ven en un mismo partido que otros igualmente mediocres pero conocidos.

arveja. Guisante. Tardé muchos años en comprender que el guisante que le producía moretones a una princesa en un cuento infantil no era más que una vulgar arveja. Lo que todavía no entiendo es qué pueda tener de interesante una chica que no puede resistir la presión de una leguminosa a varios colchones de distancia.

asado. Un asado no es una carne puesta al horno, sino todo un complejo de pedazos del cuerpo vacuno, y aun del porcino, distribuidos en una parrilla para asarse a las brasas. El término también denota la reunión social motivada por esa ingesta (crudamente discriminatoria de los vegetarianos, lo admito).

asiento. Ustedes saben lo que es un asiento. Claro que lo saben. Lo que no saben es que nosotros también usamos esta palabra para referirnos al sillín de una bicicleta.

atado. Cajetilla de cigarrillos.

atajar. Detener un disparo el arquero.

Atrapado sin salida. Alguien voló sobre el nido del cuco. El nombre de la conocidísima película con Jack Nicholson fue traducido de forma diferente en Argentina y en España. En España tradujeron palabra por palabra el original inglés One flew over the cockoo's nest. Pero no se dieron cuenta de que "cuckoo", en ese contexto, significa "loco", y el espectador termina de verla preguntándose qué tendrá que ver el cuco en todo esto. Atrapado sin salida da una idea mucho mejor del contenido.

avisos fúnebres. Esquelas. Sección del diario en que finalmente se hablará de nosotros, pero cuando ya sea demasiado tarde.

Madurez

Claves para saber cuando empiezas a madurar:

1. Hacer el amor en una cama individual es absurdo.
2. Tienes más comida que cerveza en la heladera.
3. Las 7 de la mañana es la hora a la que te levantas y no la hora a la que te acuestas.
4. Escuchás tu canción favorita en el coche yendo al trabajo, no en la discoteca.
5. Llevás siempre un paraguas encima.
6. Sintonizás siempre noticias.
7. Tus amigos se casan y se divorcian en lugar de hacerse novios y cortar.
8. Tus vacaciones se reducen de 130 días a sólo 15.
9. Los vaqueros y camisetas ya no tienen ese glamour de andar formal.
10. Llamás a la policía porque esos malditos muchachos del piso de al lado tienen la música muy alta.
11. Tus familiares mayores ahora hacen bromas acerca del sexo delante de ti.
12. No sabés a qué hora cierra cada bar .
13. Estás seguro de que la mejor comida para tu perro es "Pedigree" en vez de las sobras de la fiesta de noche.
14. Dormir en el sofá en casa de un amigo al que visitás el fin de semana es inaceptable.
15. Ya no te echás tus acostumbradas siestas desde mediodía hasta las 6 de la tarde.
16. Cenar e ir al cine o tomar una copa ya no es tu concepto de tener una cita.
17. El jueves ya no es tu principal fuente de conocimiento e información del otro sexo.
18. Vas a la farmacia por Aspirinas y Antiácidos en lugar de condones o pruebas de embarazo.
19. Una litro de cerveza ya no es lo mejor que puedes beber.
20. No te tomás un aperitivo en casa antes de ir a cenar a un restaurante para ahorrar dinero.
21. Tus listas de la compra ya no incluyen bolsas gigantes de papas fritas, pizza congelada y vodka.
22. "Ya no puedo beber como lo hacía antes" reemplaza al famoso "No vuelvo a beber otra vez".
23. El 90% del tiempo que pasás en frente de la PC es por trabajo real en vez de navegar por "tupaginaerotica.com".
24. Comprás regalos para los cumpleaños de tus amigos.
25. Pierdes el 70% del contacto con tus amigos, y sólo tienes noticias suyas por correo electrónico.
26. Siempre llegás a las fiestas tarde y te vas temprano.
27. Vas a las grandes librerías y hojeás libros en lugar de las tarjetas de felicitación y revistas de coches o modas.
28. Usás zapatos de vestir en lugar de tus zapatillas favoritas.
29. Ya no usás pantalón corto los fines de semana.
30. Tienes ojeras y ahora te molesta (más) que agarren tus cosas sin tu consentimiento.