GOOGLE

Búsqueda personalizada

martes, 30 de septiembre de 2008

Puntos de vista

Mi pareja y yo estábamos sentados a la mesa en la reunión de mis ex compañeros de colegio.
Yo contemplaba con cierto pesar, a una mujer sentada en una mesa vecina, totalmente borracha que se mecía con su bebida en la mano.
Mi mujer con lógica curiosidad me preguntó:
- ¿La conoces?.
- Sí -suspiré profundamente-, es mi ex-novia. Supe que se entregó a la bebida cuando nos separamos hace ya muchos años y me dijeron que nunca más llegó a estar parsimoniosa y sobria.
- ¡Dios mío…!!! -exclamó intensamente mi mujer- ¡Quién diría que una persona pueda llegar a celebrar algo durante tanto tiempo...!!!!.

4 comentarios:

Signaturio dijo...

Sólo una mujer puede escribir un cuento feminista de esta índole y disponer que el narrador de la historia sea el hombre. Cuánto más verosímil sería si fuera ella quien lo cuenta. Acaso se ha visto alguna vez a un hombre compartiendo una historia en la cual su propia mujer se burla de él.

AccentLess dijo...

xDDD

Lobo Atento dijo...

Hola!!
Muy curioso tu blog, me gusta :)
jajaja, la historia muy buena XD
Saludos!

Samabuai dijo...

Hola, Signa..volviste! Has completado tu curiosa misión. Pfffffffffffff a lo que decis, un hombre que no se rie de si mismo es un hombre aburrido.
Gracias Lobo atento y accen.
Saludos