GOOGLE

Búsqueda personalizada

domingo, 20 de julio de 2008

Taxi


Salgo a la calle y estiro el brazo. Inmediatamente me encuentro subiendo a un taxi, le digo mi destino al taxista que no me dice ni buen día y comienza la marcha. Apenas el coche arranca me pierdo en una marea de pesamientos. Paso por enfrente del Hospital Clínicas y pienso en toda la gente que se encuentra allí angustiada por sus seres queridos que se encuentran sufriendo o debatiéndose entre la vida o la muerte. Más adelante se encuentra la facultad de medicina donde estaban tres chicos bañados en kechupt y huevos porque se habían recibido (licenciado), me acuerdo que siempre que veía a gente asi cuando yo todavía era estudiante y envidiaba que ya hubiesen terminado. Pienso en el contraste de la alegría de estos chicos y la gente que los acompaña de aquellos que se encuentran atrás, en el hospital, qué postales tan distintas y separadas por 50 metros! El taxista frena, nos tocá el semaforo en rojo y veo que justo al costado mío, en la vereda una pareja, ella parece que llora y él la abraza fuerte tratando de consolarla, para terminar dándose un beso apasionado, logrando darme envidia porque pienso que a mi también me gustaría estar abrazada con mi novio... Se dan cuenta que les estoy mirando pero no aparto la mirada. La marcha continúa y unas cuadras más adelante veo a una embarazada que parece un barco, delgadita pero con una panza en punta que a cualquier desprevenido le saca un ojo, pienso en Leti, esta mujer le gana, esta panza es realmente enorme. "Es un niño" pensé, por esa teoría de que si la panza esta en punta es varón y si es baja es mujer.... Continuamos la marcha, por suerte el hombre no abre la boca y se limita a manejar, no estoy de ánimos para una conversación forzada y el taxista evidentemente tampoco. Paso por la fachada de un edificio donde vivía una compañera-amiga del Instituto, hace años que no la veo, y la última vez, hará unos 5 años parecía no haber madurado nada desde que terminamos el colegio, no se si seguirá igual de tonta, lo único que sé es que se casó hace 2 meses. Pienso en mis otras compañeras y en que será de la vida de algunas, cuando me interrumpe en esos pensamientos mi chofer, para preguntarme si me deja en la misma calle o doblando y le contesto " En esta o en la esquina", ni yo me entendi, me pregunta si me puede dejar doblando porque hay mucho tránsito, le digo que no hay problema. Para el coche, le pago y le deseo un buen día, me bajo del coche y vuelvo a la realidad.

9 comentarios:

kyle xy dijo...

...A la dura realidad.
SALU2

Anónimo dijo...

Es sólo un mal día... No pierdas el ánimo, verás como mañana todo es más bonito.

¡Un abrazo!

Mariano dijo...

La vida sigue... es solo una cuestión de tiempo aprender a sobrevellevar los malos tragos.... o mejor dicho, acostumbrarse a convivir con ellos.

Anónimo dijo...

Despues de un mal dia siempre viene uno bueno amiga.

Me alegro de que te gusten las frases del cine, jejeje!!!

Un besote

Hanni dijo...

Es impresionante como en un simple trayecto de taxi uno se puede dar cuenta de tantas cosas y se puede reflexionar de muchas otras. Lo que nos queda esperar es que algunas de esas reflexiones permanezcan en nosotros al momento de regresar a la selva de asfalto y podamos hacer nuestro día más llevadero.

kyle xy dijo...

Quería, nada más que aclarar tu pregunta.
A pesar de que es más cómodo comentar sin tener que verificar una palabra, hay personas que utilizan bots, es decir un programa que comenta en todos los blogs que encuentra a sus paso poniendo cosas tipo click aquí.
El aquí, nos suele llevar a páginas con virus o contenido cuestionable.
Ese, es el porque de la palabra al final de cada comentario.
Muchas gracias por la pregunta SALU2

blumun dijo...

Pues si tuvieras que soportar el calor de aquí ni te cuento. Al taxista le habrias soltado un zapatazo por molestar con preguntas fuera de los sueños. Ni se me ocurriría pensar en Leti, al ver una embarazada, quizá en Angelina Jolie . No se, pero por si las moscas, te lo digo. Levanta el ánimo, siempre hay una cara y una cruz, en las monedas. Pero podemos hacernos magas, y que la moneda tenga dos caras. Intentalo, por lo menos, cuando apuestes, te saldrá gratis la cervecita, o el cafecito.
Besos bonita

Samabuai dijo...

Pues si estos días ando medio bajoneada, pero hoy me ha agarrado unas ganas de morfarme (comer) lo que se me cruce por delante....

MarC dijo...

Ojo con lo que coges a primera vista, tía.... a ver si pierdes esa linda silueta !!! Que eso de "morfarse" TODO, puede llegar a ser un problema.....