GOOGLE

Búsqueda personalizada

jueves, 31 de julio de 2008

Peluquería


Si soy medio, o mejor dicho, del todo ratona. La verdad es que a mi la cuestión de hablar con extraños no se me da muy bien. Más cuando te ves forzado a eso, como en el caso de los taxis o cuando alguien dice algo en un ascensor. Pero a mi me incomoda mucho la peluquería, no tengo ganas de hablar con el peluquero, no me interesa lo que pueda llegar a decir a menos que sea concerniente a mi pelo, ni se que dicen las revistas de chismes y chusma ni me interesa, ni se que pasó en lo de Tinelli ni quien baila o canta o se pone en pelotas... Quiero solo que me dejes el pelo bonito... Pero bueno, decía que soy rata porque me molesta darles propinas a los peluqueros, de hecho ya no le estoy dando y me parece que no soy la única porque no me miran mal ni me dan ninguna mirada de jadeput(PIIIPPP), que te dan los mozos/camareros.

Mi bolsillo tiene un cocodrilo y como siga la Reina Kretina haciendo lo que hace, es decir, nada, el cocodrilo seguirá metido allí sin dar propinas a los peluqueros (habladores o no).

10 comentarios:

Signaturio dijo...

Atención! Ayer la buena atención condicionaba la propina. Hoy la propina condiciona la buena atención. Mañana la buena propina será la condición para que haya atención.

Anónimo dijo...

Pues yo debo ser más rata que tú, Samabuai, porque ya no dejo propina en ningún lado. Antes pensaba como signaturio, "si me tratas bien te dejo propina", pero ahora pienso "si no me tratas bien me voy a otro lado, que hay muchos".

No, lo siento, pero a mí no pagan propina a fin de mes por trabajar bien, todo lo contrario, lo que puede ocurrir si trabajo mal es que me den la patada y me tenga que incorporar a la fila del paro, que cada es más larga, por cierto.

Es duro, pero es así...

Samabuai dijo...

Sig, muy pero muy cierto lo que decis.
Max siempre me parecio medio vergonzosa la costumbre española, pero es una tendencia cada vez más arraigada, siempre le critico eso a mi novio que no deja mucho, pero bueno "donde fueres has lo que vieres"

MarC dijo...

Mas Birras, tienes razón en un 100%, a mi tampoco me dan ninguna propina por hacer bien mi trabajo, pero hay algo que no puedes desconocer y se trata de las condiciones laborales actuales, de todas estas personas, que con el correr del tiempo han sufrido un deterioro mayor, en lo que a términos contractuales se refiere. El empleador les paga miseria especulando con que recibirán las famosas "propinas". Tengo conocidas que trabajan en peluquerías y en bares y me han contado los pormenores de sus trabajos y, todas coinciden en que, son las propinas lo que les permiten hacer una diferencia.

sergi m. dijo...

Me crié de pequeño en la peluquería de mi madre, toda la vida se ha dedicado a ello y aún hoy reza un cartel en el local de "No se admiten propinas", las trabajadoras son de las mejor pagadas y mi madre siempre prefiere que no haya distinción de clientes entre las que dejan o no propinas, el servicio debe ser igual para todo el mundo.

Anónimo dijo...

Si no dejás propinas no vuelvas a peluquería ... la venganza puede ser terrible (como pasa con los mozos, tengo amigos que lo fueron y tienen cuantos de terror con los que no dejan propinas, los tratan mal o caen a comer quince minutos antes de que cierre el boliche).
Pd: donde te cortás el pelo? quiero que me corte la morocha de la foto

Samabuai dijo...

A que si, la morocho de la foto te puede cortar el pelo con sus abdominales, no?
He vuelto a la peluuería pero no me han dejado tannn mal jajaja, eso es imposible...
Sergi m. tu madre es muy sabia, la verdad es que a mi me molesta mucho pensar que a lo que sale el corte que por si ya es caro, tengas que agregarle un adicional....
Mariano, el que esta de camarero/mozo como dice Sign,tendría que servir bien y después esperar la propina...

Anónimo dijo...

El anónimo soy yo: PFC, no mariano

MarC dijo...

Raquelita, el camarero hace su trabajo y espera recompensa.

Anónimo dijo...

MarC, perdona que te replique con tanta demora, pero es que he estado de vacaciones y no he podido hasta ahora.

Y perdona también porque he sido un poco ladino ;) y estaba esperando que alguien dijera lo que tu expresas en tu primer comentario. Sí tengo en cuenta que el jefe de esa persona puede ser un *#@! pero ¿tengo yo la culpa de que lo sea? ¿no debería, quizás, buscar trabajo en otro sitio y en otras condiciones? Y en el caso de que en todos los sitios le ofrezcan lo mismo ¿soy yo el culpable, o lo son nuestros sacrosantos sindicatos que tan sólo se preocupan de "liberar" a sus afiliados en grandes empresas y a cobrar subvenciones por no hacer lo que deben hacer, que es defender nuestros derechos?

MarC, te lo digo sin el menor ánimo de polemizar contigo, y espero que no te enfades conmigo, porque esto mismo se lo dije a una medio novia peluquera que tuve hace años y según terminé de decírselo se acabó lo que se daba. :(

Un cordial saludo,