GOOGLE

Búsqueda personalizada

jueves, 3 de julio de 2008

Cuento con Moraleja (no el barrio)



Un hacendado coleccionaba caballos y sólo le faltaba una determinada raza. Un día se dio cuenta de que su vecino tenía este determinado caballo. Así trató, día tras día, de convencerlo de que se lo vendiera, hasta que lo logró. Un mes después el caballo enfermó y él llamó al veterinario quien le dijo: "-Bien, su caballo está con un virus y es necesario que tome este medicamento por tres días consecutivos. Luego de los tres días veremos si ha mejorado; si no lo ha hecho entonces no queda más remedio que sacrificarlo."

En ese mismo momento el chancho escondido escuchaba la conversación. Le dieron el medicamento y se fueron.

El chancho se acercó y le dijo: "Fuerza amigo ! Levántate de ahí sino vas a ser sacrificado!!!"

Al segundo día le dieron nuevamente el medicamento y se fueron.

El chancho se acercó y le dijo: "Vamos mi gran amigo ! Levántate sino vas a morir, vamos yo te ayudo!!"

Al tercer día le dieron el medicamento y el veterinario dijo : "- Probablemente vamos a tener que sacrificarlo mañana porque puede contagiarle el virus a los demás caballos."

Cuando se fueron el chancho se acercó y le dijo:- "¡¡¡Vamos amigo es ahora ó nunca!!! Ánimo...fuerza...Yo te ayudo... Vamos... Un, dos, tres... despacio... ya casi... eso... eso... ahora corre despacio...más rápido... fantástico... corre... corre... Venciste campeón!!.."

En eso llega el dueño, ve al caballo corriendo y dice:- "¡¡Milagro!! ¡¡El caballo mejoró...hay que hacer una fiesta!!... ¡¡Vamos a matar al chancho y a hacer unos buenos chorizos para festejarlo!!"

Moraleja: Eso acontece con frecuencia en el ambiente de trabajo. Pocas veces se percibe quién es el que realmente tiene los méritos por el suceso. Saber vivir y ser reconocidos es un arte...y no todos somos artistas...

Si algún día alguien te dice que no eres un profesional, acuérdate que...

AMATEURS CONSTRUYERON EL ARCA DE NOÉ Y PROFESIONALES EL TITANIC...

6 comentarios:

Hanni dijo...

Que sabio cuento. Aunque nos vapulien y no nos reconozcan tenemos que seguir siendo todos unos profesionales y seguir haciendo bien las cosas porque al momento de irnos a un lugar con mayor oportunidad debemos mostrar de lo que estamos hechos. Estar en un mal trabajo no es excusa para volvernos mediocres.

blumun dijo...

Lo recordaré, sí. Aunque si me dicen que no soy una profesional, hija, es verdad jaaa jaa
Besos.
Ya ves, hoy votando por la mañana.

Samabuai dijo...

Tal cual Hanni, muy de acuerdo con vos, no es excusa para ser mediocres.
Pues eres una blogger profesional Blu!!!! Cómo haces para mantener 4 blogs???? Cómo se le dice a eso entonces?

Raquel dijo...

Evidentemente, tenés una fijación con los chanchos

Mariscal dijo...

Por eso yo no ayudo a nadie en el trabajo....

Soy una basura!

Samabuai dijo...

La idea es ayudar poco y llevarse todo el crédito!