GOOGLE

Búsqueda personalizada

miércoles, 30 de abril de 2008

Mozo!


Qué arte que tienen! Últimamente estoy yendo mucho a comer fuera o a tomar café (así voy a quedar: más redonda de lo que soy), y observo y me deleito con los comportamientos de los mozos (camareros). Existen de toda clase. La típica, llamarlo y no verte o escucharte, mientras gritas más que Pavarotti para que te preste aunque sea un poco de atención. Después esta el que se hace el ofendido porque le has reclamado algo. Uno puede llegar a entender que en un lugar como España o Francia no lo traten muy bien, ya que no es costumbre dejar buenas propinas. Pero en Argentina la regla es que dejas un 10% de la cuenta. Ahora bien, eso puede caer, dependiendo del servicio a un 6 o 7%. Ayer por primera vez no dejé nada. Tardaron 40 minutos en traer el plato principal y luego de traerlo no dijeron absolutamente nada de nada, vergonzoso. La verdad es que en muchos lugares depende si sos habitual o no para que el trato sea decente, pero eso no tendría que hacer la diferencia. No digo que tengan que recibirte como a un rey pero uno no va a un lugar a soportar a un mozo/camarero con malhumor. Hay que empezar a hacer esto: si realmente no te dan una buena atención no hay que dejarles nada y realmente dárselas a quienes la merecen.

4 comentarios:

Raquel dijo...

Eso te pasa por no saber elegir el lugar

Samabuai dijo...

Puede ser, de todos modos no debería pasar.

Mariano dijo...

Absolutamente de acuerdo con Samabuai.
Aunque debo reconocer que, probablemente, como te ven jóven, no te dan bola, porque saben (o suponen) que la propina no será genrosa.

reni dijo...

mi marido es re práctico. Si tardan en servir la comida, se levanta y se va. Lo peor es que terminamos en estación de servicio comiendo un sandwich. Divino, divino..... :)
Una vez fue en San Telmo, otra en el centro.